Las cabinas de pintado en seco, están especialmente diseñadas para pequeños trabajos de los profesionales de la madera o el metal (barnizadores, cerrajeros, etc.) para la aplicación de pinturas liquidas.
La pintura proyectada es obligada mediante la aspiración del ventilador, a pasar a través de los filtros en seco de alto rendimiento, cumpliendo así con las normativas de medio ambiente.